Receta de una solterada, ideal para los días de soledad. Fanzine Gastronómico enCrudo


Jacobo Gavira - Número 4 Fanzine Gastronómico enCrudoIlustración | Jacobo Gavira – Número 4 Fanzine Gastronómico enCrudo

Ya está rulando en la calle el nº 5 del fanzine gastronómico enCrudo, un número enBlanco… Hoy os dejo mi relato gastronómico Receta de una Solterada escrito para el número 4 que salió en noviembre de 2012.

Receta de una solterada. Fanzine Gastronómico enCrudo

Hay momentos en la vida que uno decide dejar atrás todo aquello que le ata y le impide ser feliz. Un día coges la muda, las cuatro camisas, el equipo de música, la reflex y poco más ¡es hora de partir!

Que duro es empezar de nuevo cuando rondas los 40. Terminar de trabajar, llegar a un apartamento triste, frío y vacío, con apenas cuatro muebles. La soledad empieza a ser la compañera de tus días. ¿Los amigos de toda la vida? no puedes contar con ellos, todos están casados, unos viven en otra ciudad, otros tienen niños pequeños… en fin que no puedes contar con ellos.

Poco a poco empiezas a dar forma a ese habitáculo vacío, te empiezas a sentir a gusto. Un día compras una estantería, otro una lámpara, una vajilla… Ya está casi todo, tan sólo te falta llenar ese espacio de conversaciones, risas, murmullos…

Un viernes, al volver del trabajo encuentras la solución ¡como no se me habría ocurrido antes! ¡voy a cocinar una solterada! ¿Pero que coño es una solterada? ¿Eso se come? ¿Es una receta francesa? ¿Es una receta tradicional?  Tranquilos, es una receta que tan sólo tiene tres ingredientes básicos: compañeros de trabajo, un vino y una cena.

Los compañeros de trabajo son el ingrediente básico de la solterada, gente que conoces y con la que compartes más de lo que piensas. Algunos están en tu misma situación, otros son solteros empedernidos y solitarios, y otros casados pero con ganas de volar de vez en cuando.

El vino de esta primera solterada era muy especial, lo guardabas con mucho mimo para una ocasión extraordinaria. Y que mejor ocasión que ésta para disfrutar de un Vega Sicilia “Único” de 1965, un tinto Gran Reserva de la Ribera del Duero.

El último ingrediente es la cena. En la mesa, entre las varias viandas, destacaba esta receta de guiso de conejo.

Cómo elaborar una receta de conejo guisado

Ingredientes para 4 personas

  • 1 conejo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 patata mediana
  • 2 dientes de ajo
  • Laurel
  • Perejil
  • Romero
  • Tomillo
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Vino tinto
  • Agua
  • Harina
  • Sal

Para la guarnición

  • Patatas de guarnición cocidas (3 por persona)

Elaboración

  1. Cortar el conejo en trozos pequeños y quitar la grasa que pudiera tener.
  2. Salar los trozos y pasar por harina. Reservar
  3. Picar la cebolla, las zanahorias y el puerro. Reservar
  4. Partir la patata en cuatro trozos. Reservar
  5. Machacar en el mortero, con un poco de sal, los ajos y el perejil. Reservar
  6. Calentar el aceite en una cacerola de suficiente altura para el guiso.
  7. Dorar los trozos de conejo por ambas partes y reservar en fuente aparte.
  8. Retirar parte del aceite de la cacerola.
  9. Pochar la cebolla y añadir la zanahoria, el puerro y la patata. Remover.
  10. Añadir con cuidado un vaso de vino tinto y otro de agua. Seguir removiendo hasta que el fondo de la cacerola esté limpio.
  11. Añadir el conejo que teníamos apartado y el jugo que pudiera haber soltado.
  12. Añadir el ajo y el perejil machacado, el laurel en dos trozos, el romero, el tomillo y la pimienta.
  13. Añadir vino tinto y agua a partes iguales hasta cubrir el guiso.
  14. Tapar el guiso y llevar con el fuego fuerte a ebullición, después bajarlo y cocinar a fuego lento durante una hora y cuarto aproximadamente. Remover de vez en cuando para que no se agarre.
  15. Probar y rectificar de sal si fuese necesario.
  16. Sacar los trozos de conejo y colocarlos en una fuente de servir.
  17. Reducir el caldo con la cacerola destapada.
  18. Retirar los trozos de laurel y pasar por la batidora hasta conseguir una salsa no demasiado espesa.
  19. Cubrir el conejo con la salsa.
  20. Servir caliente acompañado de la guarnición.

Adiós a la soledad con esta Receta de Solterada. Hubo muchas más, pero de esas ¡ya hablaremos!

Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia, esta historia es tan real como la vida misma y ocurrió un 30 de noviembre de 1994.

Ya sabes, si tienes la suerte de que llega a tus manos un enCrudo, léelo y no te lo quedes ¡rúlalo! 😉

Vídeo | encrudo4 01 – Canal de YouTube EnCrudoVideo

Anuncios

2 pensamientos en “Receta de una solterada, ideal para los días de soledad. Fanzine Gastronómico enCrudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s