Cambiar de “look” no significa perder nuestra identidad gastronómica


Bar-Restaurante El PucheroFoto | Rafa Prades – Bar-Restaurante El Puchero

Este fin de semana me acerqué a la recién abierta Plaza Mayor de Cáceres. Después de algo más de un año, cacereños y turistas paseaban por ella, aún en obras, o se sentaban en sus terrazas a disfrutar una cervecita y unas tapas ya que la noche era muy agradable.

Sinceramente no soy de tapear por esa zona ya que en general, está pensada para el turismo, en cuanto a oferta, calidad, precios… Sin embargo quería conocer la reforma que había hecho el Bar-Restaurante El Puchero, uno de los tradicionales del lugar.

Tengo que reconocer que el nuevo espacio es muy agradable, más luminoso, con mesas altas en forma de pequeñas barras, que ocupan menos espacio y permiten tapear más cómodamente fuera de la barra principal, las paredes decoradas con motivos enogastronómicos… Resumiendo, creo que el cambio de look le ha sentado bien al local, aunque en plazas con soportales como la de Cáceres, no le hubiera venido tampoco mal un look actualizado de bar tradicional que los turistas reconocieran como el bar de toda la vida donde tapear.

Pero el cambio de “look” que más noté fue en su oferta gastronómica y en concreto en sus tapas, dejo aparte los bocadillos, platos combinados, tostas… Me encontré con tapas con buena presencia, calidad aceptable… pero algunas de ellas con una identidad gastronómica fuera de contexto como un Pastel de txangurro sobre ensaladilla y alioli de aguacates.

Pienso que en ese nuevo “look” pueden convivir una selección de tapas extremeñas tradicionales o actualizadas y unas más modernas basadas en productos de la tierra y fusión con otras cocinas. En cualquiera de las propuestas gastronómicas, el turista se tiene que ir con la sensación de haber probado algo diferente, algo de nuestra tierra, que amplíe su cultura gastronómica y que en su memoria gustativa queden recuerdos con sabor a prueba, patatera, zorongollo o migas.

Anuncios

4 pensamientos en “Cambiar de “look” no significa perder nuestra identidad gastronómica

  1. HoneyBunny

    Uhm… yo he estado allí sólo de pasada y me pusieron unas albondiguillas correctas… lo que me gustó fue la taperia del hotel que hace esquina… super cuidado y bien de precio, y sin agobios!!!
    nos vemos la semana q viene!

    Responder
  2. Chelo.- Cogollos de Agua

    Y con las cosas tan ricas que tiene Extramadura!
    como hija de extemeña estoy totalmente de acuerdo contigo el marisco no es extremeño, pero una tapita de patatera o de torta del casar entre tantas cosas ricas fijate que bien se lo pasarían esos turistas!
    Un beso

    Responder
    1. Rafa Prades [leoman] Autor de la entrada

      Gracias Chelo por tu comentario, efectivamente esas tapas u otras basadas en esos elementos, si el txangurro lo hubieran combinado con una crema de torta del Casar, la cosa hubiera cambiado 🙂

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s